Entradas

Uso de humidificadores en las enfermedades respiratorias

Está muy extendida la creencia popular, de que la inhalación de vapor de agua, sea a través de un vaporizador o por medio de los aparatos humidificadores, es eficaz para una mejora de los síntomas de algunas enfermedades respiratorias.  

Algunos individuos lo utilizan para mitigar la tos, mejorar el asma o para inducir la expectoración en la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Sin  embargo, esta práctica no siempre resulta un remedio favorable, sino que, al contrario, puede condicionar un aumento de los síntomas respiratorios.

En efecto, hemos visto empeorar a algunos pacientes cuando con toda buena intención han  “realizar baños y tomar aguas” en algún centro de salud en donde el grado de humedad del medio ambiente es muy alto y en donde se respira un aire con un alto grado de vapor. En este sentido, me llamó la atención, hace ya unos años, que en Italia los neumólogos, con el fin de provocar un broncoespasmo en caso de positividad diagnosticar un asma bronquial, administraban vapor de agua por vía inhalada de manera controlada, en su laboratorio de función pulmonar.

Es bien conocido, que el ambiente húmedo es irritante para los bronquios y este  efecto lo refieren los propios pacientes, afirmando que, cuando el grado de humedad en la ciudad es elevado, sus síntomas empeoran.

El ambiente húmedo condiciona además un mayor crecimiento de hongos en la habitación del paciente, lo que incrementará las posibilidades de producir una mayor  inflamación bronquial; la humedad incluso puede inducir una colonización/infección de los bronquios por uno de estos hongos, lo que ocurrirá en especial en aquellos pacientes que ya padecían una enfermedad bronquial previa, sea asma, EPOC o bronquiectasias (dilataciones anormales de los bronquios).

Los hongos además, son una importante fuente de alimentación para los ácaros (arañas microscópicas del polvo de casa) que son el más frecuente desencadenante de los síntomas de asma y rinitis alérgicas; en consecuencia estos ácaros se multiplicaran y por lo tanto producirán síntomas o un aumento de estos, en aquellos individuos alérgicos (también llamados atópicos), que  constituyen al menos el 30% de la población general.

Dependiendo del país, así como, de la ciudad en la que vivimos y en especial en determinadas épocas del año, el aire que respiramos contiene más o menos humedad y, los individuos más sensibles a los niveles altos de humedad, es decir aquellos que sufren dificultades respiratorias, los síntomas se intensifican.

Paradójicamente, para intentar paliar dichas molestias, algunos de estos pacientes utilizan erróneamente en su casa un humidificador.

Asimismo los humidificadores, no infrecuentemente se utilizan para paliar la tos del niño que se ha resfriado, que consecuentemente tose y  tiene dificultad para conciliar el sueño (se refiere como “reblandecerla” o lo que en catalán denominan coloquialmente “estovar” la tos).

Se trata de nuevo de un craso error si nos atenemos a lo que anteriormente hemos dicho.

Incluso, en ocasiones, el mismo humidificador, si no se procura un buen mantenimiento del mismo y no se limpia correctamente el recipiente acuoso o bien si no se cambia esta  agua con frecuencia, puede en sí mismos, convertirse un una fuente de problemas, puesto que,  al contaminarse esta agua por hongos, puede  mandar a la atmósfera de la habitación un spray de estos  microorganismos, que podrán condicionar un empeoramiento de la enfermedad o incluso producir una nueva afección respiratoria, tal  como hemos visto en algunos pocos casos de neumonitis por hipersensibilidad causadas por este procedimiento “terapéutico”.

Así pues:

¿Cuándo estaría indicado un humidificador?

Prácticamente en ninguna afección respiratoria, sea asma, rinitis o cualquier otra.

Por todo ello, recomiendo encarecidamente consultar a un especialista antes de utilizar un humidificador.

Dr. Ferran Morell Brotad

 

Entrevista al Dr. Ferran Morell i Brotad por I. Olaizola

Esta semana se ha publicado en Diario de Mallorcaen Faro de Vigo y en La Opinión A Coruña una entrevista realizada por I. Olaizola al doctor Morell.

En ella , no solo se habla de la trayectoria del doctor, sino de la fibrosis pulmonar, del asma, y sobretodo de la importancia de dejar de fumar.

Ferran Morell Entrevista tabaco perjudicial

Ferran Morell Brotad: “Con lo que cuesta ganarse la vida con el trabajo, es estúpido arruinársela fumando”

“Las personas que tienen pájaros en casa, sobre todo loros y periquitos, pueden desarrollar una inflamación pulmonar”

 

Neumólogo de reconocido prestigio, Ferran Morell Brotad coordinó en 1990 el primer trasplante de pulmón realizado en España en el Hospital Vall d’Hebron. Está especializado en asma, fibrosis pulmonar, enfermedades pulmonares intersticiales y neumología general y además de actividad asistencial desarrolla también su carrera docente e investigadora.

-En 1990 coordinó en el Vall d’Hebron el primer trasplante de pulmón realizado en España. ¿En cuántos ha participado desde entonces y cómo ha mejorado esta intervención?

-Empezamos haciendo uno al año, mientras que hoy en día haremos unos noventa. Y se ha avanzado mucho, no solo en la técnica quirúrgica, sino también en la prevención de las infecciones.

-¿Para quién esta indicado un trasplante de pulmón?

-En la mitad de los casos, por Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y por enfisema. Y también en casos de fibrosis pulmonar y fibrosis quística.

-¿Y para pacientes con cáncer de pulmonar?

-No, para estos casos no está indicado. Si el tumor afecta a un pulmón, se quita y punto.

-Usted es especialista en la fibrosis pulmonar idiopática.

-Sí, he participado en la guía oficial de las sociedades de Neumología de Estados Unidos, Japón, Europa y Latinoamérica, que establece como se debe diagnosticar esta enfermedad y que se presentó la semana pasada en San Diego (California, EE UU). Saldrá publicada en un mes en la revista oficial de la Sociedad Americana de Neumología. La anterior data de 2011.

-¿En qué consiste esta enfermedad?

-El pulmón se va cicatrizando, pierde elasticidad e impide una inspiración que permita una entrada satisfactoria de aire.

-¿Qué la provoca?

-Yo soy de la opinión, y por eso no me gusta referirme a ella como idiopática (de origen desconocido), que en un 60% de los casos está producida por neumonitis por hipersensibilidad y en un 20% por el tabaco.

-¿Y el 20% restante?

-Por una miscelánea de causas. Los que la llaman idiopática es porque no hacen las pruebas que nosotros llevamos haciendo en el Vall d’Hebron desde hace 40 años, como la prueba de inhalación.

-¿Qué tratamiento tiene?

-Si esta causada por la neumonitis, se trata con corticosteroides. Si es idiopática, acaban de salir dos fármacos al mercado que han demostrado que retrasa la disminución de la función pulmonar de manera que, si sin tomarlos perdías un 20% de la misma en un año, tomándolos pierdes la mitad. Lo que no han demostrado estos medicamentos es que alarguen la vida y estamos hablando de una enfermedad con pronóstico serio.

-¿Qué diferencia a la fibrosis pulmonar de la quística?

-Que la primera afecta a las personas a partir de los 50 o 60 años, mientras que la quística es una enfermedad congénita que se da más en los niños. Antes, los que la padecían no sobrevivían más allá de los 20 años pero ahora, con los nuevos tratamientos y los trasplantes, la supervivencia es mucho mayor.

-¿Qué la provoca?

-Son dilataciones de los bronquios que causan infecciones múltiples que van a afectando al pulmón.

-La pasada semana se celebró el Día Mundial sin Tabaco. Dígame tres razones contundentes por las que no hay que fumar.

-La primera, porque un paciente que fuma perderá diez años de vida. La segunda, porque con lo que cuesta ganarse la vida trabajando y mejorando día a día, es estúpido arruinársela por la auténtica idiotez que supone fumar. Y la tercera, porque es ridículo morirse por culpa de uno mismo con tantas enfermedades como hay.

-¿Usted fuma?

-Fumé desde los 18 a los 28 años porque todo el mundo lo hacía. Lo dejé a los cuatro años de ejercer como médico. Ahora las cosas han mejorado mucho. En Cataluña fuma el 22% de la población. Yo fui un fumador de diez paquetes año.

-¿Qué supone eso?

-Es una medida que usamos. Si has fumado un paquete de cigarrillos diarios durante un año, lo denominamos un paquete año. Si tienes 20 paquetes año hay un mayor riesgo de desarrollar un cáncer. Pero ahora se ha demostrado que incluso fumando uno o dos cigarrillos al día, también corres un riesgo.

-¿Se puede recuperar la capacidad pulmonar perdida?

-No. La persona que ha fumado desarrolla un enfisema o una bronquiolitis que ya son irreversibles.

-Acláreme que son el enfisema y la bronquiolitis.

-El enfisema surge cuando se produce una destrucción masiva de los alveolos a consecuencia del tabaco. Se pierde capacidad pulmonar porque los alveolos son los que pasan el oxígeno a los capilares. La bronquiolitis se produce cuando el bronquio se fibrosa y se cierra.

-¿No hay ningún alimento que favorezca la recuperación pulmonar?

-No, ni siquiera la vitamina C. Lo que hay que hacer es practicar deporte y no fumar.

-¿Hay alguna sustancia o droga que produzca más incapacidad pulmonar que el tabaco?

-No hay estudios sobre esta cuestión, más que nada porque no hay voluntarios que admitan ser consumidores habituales de, por ejemplo, hachís, para realizarlos. Lo que si hemos visto es que pacientes fumadores de tabaco y opio tienen mas bronquitis y bronquiolitis. Y la marihuana también acentúa y potencia el efecto del tabaco.

-Usted también es experto en neumonitis por hipersensibilidad. ¿Qué provoca esta dolencia?

-Hipócrates ya dictaminó que las enfermedades son parte genética y parte ambiental. Para desarrollar la neumonitis hay que estar predispuesto e inhalar plumas o estar en contacto con aves o con las deyecciones de los pájaros. Es bastante frecuente en las personas que trabajan en palomeras. O en personas que tienen pájaros en casa, sobre todo loros y periquitos. También en personas que duermen con edredones de plumas, aunque en estos casos es mucho mas raro, de uno por cada cien mil personas. También se da por contacto con hongos de aerosoles contaminados, baños turcos, spas…

-¿Cómo cursa la enfermedad?

-Produce una inflamación de pulmón que, si se diagnostica rápidamente, se cura con corticoides y evitando el contacto con los pájaros. En fase avanzada, de fibrosis, también se trata de una enfermedad seria.

-¿Qué es más frecuente, el asma bronquial o la alérgica?

-Lo más frecuente es que sea alérgica. En el 80% de los casos en los que afecta a niños tiene un componente alérgico. En los adultos, sin embargo, entre un 30% y un 40% de las alergias son de origen laboral, ocupacional, por contacto por alguna sustancia. Es más habitual entre los panaderos, los trabajadores que faenan con plástico y las peluqueras, por los persulfatos que utilizan para desteñir.

-¿A cuánta gente afecta el asma?

-Se calcula que a un 10% de la población mundial.

-¿Sigue viendo a pacientes en el Vall d’Hebron?

-Actividad asistencial no puedo hacer, pero sigo pasando consulta con cuatro médicos jóvenes para seguir los estudios que realizan y como una especie de facultativo sénior consultivo. Creo que soy útil, ya que en ocasiones evito intervenciones innecesarias, y pienso que se debería fomentar esta actividad. Eso sí, sin cobrar, que no debemos quitar el empleo a las nuevas generaciones. Además, ellos también te enseñan cosas y es importante tener amigos jóvenes cuando se van muriendo los que te quedaban de tu generación (risas).

-¿A cuántos pacientes habrá visto durante su carrera?

-Habré realizado unas 140.000 consultas médicas. Pero eso no es nada comparado con las que hace un médico de familia. Mi mujer lo es, y estos especialistas verán a entre 400.000 y medio millón de pacientes durante toda su carrera profesional.

ats2015

ATS International Conference 2015: “Dónde la ciencia de hoy se encuentra con la asistencia del mañana”

El equipo de investigación en neumología del Dr. Ferran Morell, adscrito al Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR), participa en la Conferencia Internacional de la American Thoracic Society (ATS), que este año tiene lugar en Denver (Estados Unidos) del ATS_Denver2015_Dr. F. Morell15 al 20 de Mayo de 2015. Además de presentar dos posters con resultados de sus estudios más recientes, el Dr. Morell participa también como ponente dentro de los cursos para postgraduados incluidos en el programa.

La Conferencia ATS, de marcado carácter internacional, acoge este año una serie de ponencias acerca de los principales avances clínicos y científicos en el campo, y se divide en secciones dedicadas a la asistencia clínica, la investigación básica y las demostraciones en vivo.

Por su parte, el Dr. Morell expondrá los últimos avances en el estudio de la neumonitis por hipersensibilidad en el marco del curso “Intersticial Lung Disease: The latest on Diagnosis and Management” (Enfermedad Pulmonar Intersticial: lo último en Diagnóstico y Manejo), dirigido a postgraduados y que cuenta con los doctores G. Raghu y H.R. Collard como moderadores.  Entre los objetivos del curso destaca el correcto diagnóstico de pacientes con enfermedades pulmonares intersticiales específicas, la comprensión de la patogénesis y los aspectos genéticos de la fibrosis pulmonar y las nuevas estrategias terapéuticas y de manejo de cara al paciente.

A nivel de equipo, el grupo del Dr. Morell presentará internacionalmente dos pósters ya presentados durante la pasada Jornada Pneumològica de la Sociedad Catalana de Neumología (SOCAP):  el Rituximab como opción terapéutica para el tratamiento de neumonitis por hipersensibilidad (#P427) y los criterios diagnósticos y supervivencia de la neumonitis por hipersensibilidad aguda y crónica por exposición a edredón de plumas (#P43) basados en el estudio de una serie de 33 casos liderado por la Dra. Villar y el Dr. Ojanguren.ATS 2015 Denver

En esta edición se conmemorará el 110º aniversario de la fundación de la Sociedad, cuya misión desde sus inicios ha sido la mejora de la salud mediante el avance en investigación, asistencia y salud publica en el ámbito de las enfermedades pulmonares, enfermedades crónicas y transtornos del sueño. Desde su fundación en 1905 para luchar contra la tuberculosis, la ATS ha ampliado su actividad, dedicándose a otras enfermedades como el asma, el cáncer pulmonar, las enfermedades respiratorias agudas, o apneas del sueño, entre otras.