humificadores_pros y contras_usos enfermedades_Dr. Ferran Morell Brotad

Uso de humidificadores en las enfermedades respiratorias

Está muy extendida la creencia popular, de que la inhalación de vapor de agua, sea a través de un vaporizador o por medio de los aparatos humidificadores, es eficaz para una mejora de los síntomas de algunas enfermedades respiratorias.  

Algunos individuos lo utilizan para mitigar la tos, mejorar el asma o para inducir la expectoración en la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Sin  embargo, esta práctica no siempre resulta un remedio favorable, sino que, al contrario, puede condicionar un aumento de los síntomas respiratorios.

En efecto, hemos visto empeorar a algunos pacientes cuando con toda buena intención han  “realizar baños y tomar aguas” en algún centro de salud en donde el grado de humedad del medio ambiente es muy alto y en donde se respira un aire con un alto grado de vapor. En este sentido, me llamó la atención, hace ya unos años, que en Italia los neumólogos, con el fin de provocar un broncoespasmo en caso de positividad diagnosticar un asma bronquial, administraban vapor de agua por vía inhalada de manera controlada, en su laboratorio de función pulmonar.

Es bien conocido, que el ambiente húmedo es irritante para los bronquios y este  efecto lo refieren los propios pacientes, afirmando que, cuando el grado de humedad en la ciudad es elevado, sus síntomas empeoran.

El ambiente húmedo condiciona además un mayor crecimiento de hongos en la habitación del paciente, lo que incrementará las posibilidades de producir una mayor  inflamación bronquial; la humedad incluso puede inducir una colonización/infección de los bronquios por uno de estos hongos, lo que ocurrirá en especial en aquellos pacientes que ya padecían una enfermedad bronquial previa, sea asma, EPOC o bronquiectasias (dilataciones anormales de los bronquios).

Los hongos además, son una importante fuente de alimentación para los ácaros (arañas microscópicas del polvo de casa) que son el más frecuente desencadenante de los síntomas de asma y rinitis alérgicas; en consecuencia estos ácaros se multiplicaran y por lo tanto producirán síntomas o un aumento de estos, en aquellos individuos alérgicos (también llamados atópicos), que  constituyen al menos el 30% de la población general.

Dependiendo del país, así como, de la ciudad en la que vivimos y en especial en determinadas épocas del año, el aire que respiramos contiene más o menos humedad y, los individuos más sensibles a los niveles altos de humedad, es decir aquellos que sufren dificultades respiratorias, los síntomas se intensifican.

Paradójicamente, para intentar paliar dichas molestias, algunos de estos pacientes utilizan erróneamente en su casa un humidificador.

Asimismo los humidificadores, no infrecuentemente se utilizan para paliar la tos del niño que se ha resfriado, que consecuentemente tose y  tiene dificultad para conciliar el sueño (se refiere como “reblandecerla” o lo que en catalán denominan coloquialmente “estovar” la tos).

Se trata de nuevo de un craso error si nos atenemos a lo que anteriormente hemos dicho.

Incluso, en ocasiones, el mismo humidificador, si no se procura un buen mantenimiento del mismo y no se limpia correctamente el recipiente acuoso o bien si no se cambia esta  agua con frecuencia, puede en sí mismos, convertirse un una fuente de problemas, puesto que,  al contaminarse esta agua por hongos, puede  mandar a la atmósfera de la habitación un spray de estos  microorganismos, que podrán condicionar un empeoramiento de la enfermedad o incluso producir una nueva afección respiratoria, tal  como hemos visto en algunos pocos casos de neumonitis por hipersensibilidad causadas por este procedimiento “terapéutico”.

Así pues:

¿Cuándo estaría indicado un humidificador?

Prácticamente en ninguna afección respiratoria, sea asma, rinitis o cualquier otra.

Por todo ello, recomiendo encarecidamente consultar a un especialista antes de utilizar un humidificador.

Dr. Ferran Morell Brotad

 

Fibrosis pulmonar _Dr. Ferran Morell Brotad

Nueva esperanza para los pacientes con fibrosis pulmonar

Los estudios en el animal de experimentación recientemente publicados en la revista científica eLIFE han demostrado que el tratamiento con telomerasa (transcriptasa reversa) ha permitido una mejora la función pulmonar y  ha revertido, o incluso ha condicionado la desaparición, de las lesiones de fibrosis pulmonar en un gran porcentaje de ratones con fibrosis pulmonar (inducida por el fármaco bleomicina).

 

En el estudio coordinado por la prestigiosa investigadora María Blasco  y cuyo primer autor es Juan Povedano ambos del CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), ha participado la bien conocida investigadora Fátima Bosch  de la Universidad Autónoma de Barcelona.

 

Si bien aún queda un camino, primero para corroborar y posteriormente probar en ensayos clínicos la eficacia de de este tratamiento en los pacientes con fibrosis, la presente investigación representa una esperanza para los pacientes con fibrosis pulmonar, bien sea la llamada idiopática (FPI) o sea la fibrosis pulmonar secundaria a inhalaciones nocivas del tipo de las neumonitis por hipersensibilidad o la secundaria a otras enfermedades del tipo de las llamadas enfermedades sistémicas o colagenosis etc.

 

Junto al trasplante pulmonar que es el tratamiento que consigue alargar la vida de los pacientes y a los fármacos antifibróticos que ralentizan la perdida de función pulmonar, las actuales investigaciones con nuevos fármacos y las investigaciones encaminadas a buscar las causas de las fibrosis, terminaran por poder solucionar esta enfermedad que afecta a unos 8.000 pacientes en el Estado español.

 

Fibrosis pulmonar _Dr. Ferran Morell Brotad

Fibrosis pulmonar (idiopática): estudio diagnóstico con 10 actuaciones clínicas

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es una forma específica de fibrosis pulmonar crónica progresiva de causa desconocida, limitada al pulmón y asociada a un patrón histológico y/o radiológico de neumonía intersticial usual (NIU).

Recientemente se ha publicado en Medicina Clinica (Bna) en versión castellana e inglesa, un artículo del Dr. Ferran Morell y la Dra. Ana Villar bajo el título: Fibrosis pulmonar (idiopática): estudio diagnóstico con 10 actuaciones clínicas.

En él, se exponen los motivos por los cuales se deben estudiar todas las fibrosis de pulmón desde el punto de vista nosológico y etiológico.

Así se consigue, en el caso de encontrar la causa, reportar por un lado, la mejoría en la evolución del paciente, y contribuir a la prevención de nuevos casos al conocer las circunstancias que llevan a esta causa.

Para ello proponen un protocolo de 10 puntos para el estudio de las entidades y las causas de las fibrosis pulmonares:

 

  1. Realizar una historia exhaustiva por un experto en EPI
  2. Auscultación en búsqueda de crepitantes velcro y sibilantes cortos meso o teleinspiratorios.
  3. TCAR pulmonar
  4. Analítica sanguínea con determinación de IgG frente a suero de paloma, loro, gallina,…
  5. Broncoscopia con recuento celular del lavado broncoalveolar.
  6. Si existe un material sospechoso de ser la causa, se realizará un cultivo para hongos.
  7. Evaluar la posibilidad de que la causa sea el tabaco.
  8. Prueba de inhalación específica
  9. Biopsia pulmonar quirúrgica ( pocas veces necesaria)
  10. Seguimiento del paciente

 

Puede ver el estudio completo aquí:

Morell F, Villar A. Fibrosis pulmonar idiopática: estudio diagnóstico con 10 actuaciones clínicas. Med Clin (Barc).2017. http://dx.doi.org/10.1016/j.medcli.2017.04.004

 

FIBROSIS PULMONAR IDIOPÁTICA

palomas

Fibrosis pulmonar por exposición ambiental a antígenos (excrementos) de paloma

La fibrosi pulmonar tal como exponemos en esta web en el vídeo y en un escrito sobre su proceso diagnostico y tratamiento, puede en muchos casos ser consecutiva a la exposición a plumas, hongos y a otros materiales.

El Tribunal de justicia de Cataluña ha aceptado en una paciente que la causa de su fibrosis era consecutiva a una exposición a palomas en su lugar de trabajo en una oficina de turismo sita la Plaza de Cataluña.

El Dr Morell, como experto en Fibrosis pulmonar, ha sido entrevistado por varios medios públicos, que incluimos en esta web.

 

pedro piqueras

 

 

Telecinco-  Informativo con Pedro Piqueras

(11 de enero, 21:00h)

 

 

 

TV1- Informativo con Ana Blancoana blanco

(11 de enero, 21:00h)

 

 

 

 

 

 

 

Diario el Español – Artículo de Ainhoa Iriberri         ainhoa

 

 

 

 

 

 

 

CapturaFM

Hypersensitivity Pneumonitis

Recientemente se ha publicado un nuevo artículo del Doctor Ferran Morell sobre la neumonitis por hipersensibilidad.

Hypersensitivity Pneumonitis: Challenges in Diagnosis and Management, Avoiding Surgical Lung Biopsy.

El artículo presenta un enfoque particular en la contribución de varias técnicas en el diagnóstico de neumonitis por hipersensibilidad. Se incluye una historia clínica completa de los métodos que se discuten.

Puedes descargar el artículo completo aquí

neumonitis artículo

revistalung

Óxido Nítrico en el diagnóstico de Neumonitis por Hipersensibilidad

Se ha publicado en la revista Lung un nuevo artículo en que participa el Dr. Ferran Morell: Óxido Nítrico en el diagnóstico de Neumonitis por  Hipersensibilidad 

 

revistalung

Abstract

Hay muy poca evidencia de la utilidad de la fracción exhalada de NO (FeNO) para el diagnóstico de la enfermedad pulmonar intersticial y casi todos de la misma está relacionada con enfermedades del tejido conectivo. Algunos autores han sugerido que en pacientes con neumonitis por hipersensibilidad (HP), la evolución de la fibrosis pulmonar puede estar mediada por un mecanismo Th2, lo que podría redundar en una utilidad potencial de ONeF.

El objetivo de este estudio fue investigar los valores de FeNO antes y después de la exposición antigénica con el desafío específico c inhalación (SIC) y analizar su potencial utilidad para el diagnóstico de HP.

Métodos:

Se realizó un estudio prospectivo, transversal de todos los pacientes mayores de 18 años remitida a nuestro centro por sospecha de HP crónica entre mayo de 2012 y en 2014 y se sometieron a un SIC. ONeF se recogió antes y después de la SIC.

Resultados:

La muestra de estudio incluyó 25 pacientes. Once fueron diagnosticados con HP crónica; seis habían sido expuestos a las proteínas de aves y cinco a los agentes fúngicos. De estos 11 pacientes, siete tenían SICs positivos. En los 14 pacientes con diagnósticos distintos de HP, todos los SICs fueron negativos. No se observaron diferencias significativas en las características basales  según el diagnóstico de HP, excepto en el recuento de linfocitos BAL. No se encontraron diferencias después de la prueba en pacientes con diagnóstico de HP; Tampoco hubo diferencias en la línea de base ONeF en pacientes con diagnóstico de HP y los que recibieron diagnósticos alternativos.

Conclusiones:

Los resultados sugieren que la medición de FeNO no es útil para el diagnóstico de la HP crónica.

 

Biopsia pulmonar: típicos granulomas de la sarcoidosis

SARCOIDOSIS

La sarcoidosis es una enfermedad granulomatosa no caseificante que puede afectar a varios órganos pero sobre todo al pulmón, cuya causa es desconocida.

Tratamiento
  • El síndrome de Löfgren, inicialmente no debe tratarse.
  • En otros estadios pulmonares: observar durante un periodo de tiempo y si el paciente empeora se administrarán corticoides.
  • En la afectación cardíaca, de sistema nervioso y de los ojos es obligatorio tratar con corticosteroides.
  • Como rescate se pueden ensayar el Metotrexate, Micofenolato o el TNF alfa
Causa

La causa puede ser:

  • Micobacterias
  • Virus
  • Hongos u otros agentes infecciosos.

La incidencia de sarcoidosis es más frecuente en países nórdicos (tasa de 19.0 por 100000 habitantes). En Cataluña la influencia es de alrededor de 1.3 por 100000 habitantes.

Los síntomas de presentación

Suelen afectar a los pulmones en el 90% de los casos, si bien en muchas ocasiones es un hallazgo casual ya que el 40/60% es sintomático.

También puede afectar a la vista (uveítis); piel y tejidos subcutáneos (Eritema nodoso y lupus perni); a los ganglios linfáticos; y menos frecuentemente al hígado, corazón, sistema nervioso, riñón, etc.

Una presentación frecuente y benigna es el síndrome de Löfgren en el que se comprueba eritema nodoso y ganglios en los hilios y  mediastino torácico.

Fondo de ojo mostrando una uveitis causada por Sarcoidosis

Fondo de ojo mostrando una uveitis causada por Sarcoidosis

Eritema nodoso (nódulos en la piel de las tibias)

Eritema nodoso (nódulos en la piel de las tibias)

Nódulos pretibiales

Nódulos pretibiales

Ganglios hiliares

Ganglios hiliares

 

Estadios

La calificación de la sarcoidosis se divide en 4 estadios radiológicos.

  • Estadio 0: RX tórax normal (10% de los casos de sarcoidosis).
  • Estadio I: Unicamente adenopatías hiliares (40% de los casos).
  • Estadio II: adenopatías hiliares bilaterales más infiltraciones pulmonares (30/50% de los casos)
  • Estadio III: Afectaciones pulmonares sin adenopatías (15% de los casos)
Sarcoidosis estadio II

Sarcoidosis estadio II

Adenopatías/ Ganglios hiliares en radiografía de perfil.

Adenopatías/ Ganglios hiliares en radiografía de perfil.

Evolución

La Sarcoidosis contrariamente a lo que en muchas ocasiones se la considera, es una enfermedad bastante benigna en especial en los estadios 0, I y II.

En general la evolución de la Sarcoidosis es 2/3 partes de curación, 1/3 de cronicidad y de estos,  ½ puede llegar a insuficiencia respiratoria crónica.

Es de considerar que si un paciente tiene que evolucionar de modo severo, ya suele presentarse inicialmente con una afectación grave.

Pruebas:

Las pruebas a realizar son:

Analítica  con proteinograma, calcemia, LDH, ECA (Enzima Convertidora  de la Angiotensina), Rx de tórax, pruebas de función respiratoria como la espirometría, electrocardiogramas, broncofibroscopia con lavado bronco alveolar en búsqueda de un aumento de linfocitos y biopsia bronquial y criobiopsias en búsqueda de granulomas.

Biopsia pulmonar: típicos granulomas de la sarcoidosis

Biopsia pulmonar: típicos granulomas de la sarcoidosis

TCAR con nodulillos múltiples y alguna imagen de consolidación pulmonar(flecha)

TCAR con nodulillos múltiples y alguna imagen de consolidación pulmonar(flecha)